¿Por qué algunas personas toleran el dolor mejor que otras? ¿Hasta qué dosis somos capaces de soportar y durante cuánto tiempo?

Existen ciertas patologías que generan dolores puntuales que pueden aliviarse con el tratamiento adecuado. Sin embargo, cuando el dolor se instala y se convierte en un estilo de vida, es necesario tomar otras medidas.

Tu médico especialista será quien tras el intento de aliviar el dolor mediante diferentes opciones decida mandarte a la Unidad del dolor donde recibirás nuevas alternativas.

columna-vertebralLos perfiles de personas que acuden a este servicio son muy diferentes. Desde personas mayores o jóvenes con problemas en las articulaciones que padecen enfermedades de huesos como la artritis o la artrosis; hasta personas de todas las edades que sufren fuertes problemas de espalda que han derivado en hernias, ciáticas o lumbalgias.

Otras patologías que se tratan en la Unidad del Dolor  se relacionan con alteraciones en el sistema nervioso, dolores intensos no controlados tras una cirugía o los que se derivan de tumores u otros procesos oncológicos.

Nuestro equipo de profesionales de Rehamedi desarrollan técnicas específicas para abordar los diferentes tipos de síntomas con los que llegan nuestros pacientes. Entre ellas destacamos la que emplea la toxina botulínica  especialmente para combatir la migraña que actúa como analgésico en el sistema nervioso central y proporciona relajación muscular.

dolor-cabeza

Otra de nuestras técnicas a destacar se basa en el uso de colágeno para dolores de músculos y articulaciones, los cuáles han ido perdiendo esta sustancia en diferentes procesos. La inyección de colágeno produce una notable disminución del dolor y aumento de movilidad.

manos-articulaciones

Por último, cabe mencionar nuestro tratamiento de las ondas de choque que consisten en ultrasonidos como los que se usan en litotricia (un tratamiento no invasivo que utiliza un pulso acústico para romper los cálculos renales y los cálculos biliares como las piedras en la vesícula o en el hígado) Las usamos para calcificaciones tendinosas o para falta de consolidaciones, entre otras aplicaciones. Estas ondas las administramos a modo de masaje en zonas localizadas de celulitis para “romper” la grasa y que se reabsorba.

Igualmente contamos con técnicas de ácido hialurónico muy efectivas en múltiples tratamientos.

¿Te gustaría conocer a nuestro equipo y nuestro método de trabajo?

IMG-20161214-WA0010.jpg

Puedes dejarnos un comentario en este artículo o contactar con nosotros a través de nuestros canales de comunicación:

Formulario de contacto

Redes sociales: Facebook | Twitter

Tlfnos: 941 208 476 / 673 576 011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s